29 julio, 2010

6 comentarios:

  1. Autorretrato Nº8

    Me acuerdo de jugar póquer con una baraja de mujeres desnudas.

    Me acuerdo de ese año en que estuvieron de moda los pantalones bota-campana, para hombres, y las minifaldas con medias veladas, para mujeres.

    Me acuerdo de haber extraído un cráneo de una tumba del cementerio municipal de San Vicente de Chucurí. Lo tuve conmigo ocho días, probé a usarlo como pisapapeles, como lámpara, como autorretrato, pero al final lo tiré en un puente.

    Me acuerdo de El puente de las Brujas.

    Me acuerdo de que Regina 11, una bruja, se lanzó a la presidencia de Colombia y de que mi madre me llevó a su manifestación y votó por ella.

    Me acuerdo de los títulos de 100 libros que me robaron en una buseta de la flota Queen, la más barata de Colombia, entre Bucaramanga y Bogotá D.C.

    Me acuerdo de los senos escurridos de mi madre, como básculas.

    Me acuerdo de los pezones de limón de Silvia Karina.

    Me acuerdo de los senos arrugados de mi abuela como duraznos que llevan treinta días en la nevera.

    Me acuerdo de haber entrado a un cine cuando cumplí 18, invitado por mi mejor amigo, y ya no pude parar.

    Me acuerdo de mi primer sueldo: 487.000 $ y dos libros robados.

    Me acuerdo del pintor que golpeó a un policía para ir a pintar los muros de una cárcel, pero no recuerdo su nombre, ni quién me contó la anécdota.

    Me acuerdo del día en que acaricié el cañón de un obús, y llovía, y los soldados no me vieron.

    Me acuerdo de “señora, si su hijo es sano, acuéstelo temprano; si es ladrón, cómprele un cajón”.

    Me acuerdo de que me enamoré de la hermana de mi mejor amigo. A los 8 años. Ella tenía 20.

    Me acuerdo de que El proceso 8000 se llamaba así porque había 8000 implicados en finanzas narcas del gobierno.

    Me acuerdo de que Pablo Escobar frotaba la cocaína con mierda de tigre de Bengala para espantar a los perros de antinarcóticos.

    Me acuerdo de Silvia Karina y de que nos bañaban desnudos en una tina amarilla y de que a veces Silvia orinaba y el agua se ponía tibia.

    Me acuerdo de una mujer que cortó el miembro a su marido y lo lanzó a la taza y soltó el agua.

    Me acuerdo de que La Bastilla era una cantina de ebrios y que allí veía al que mi madre decía que era mi padre.

    Me acuerdo de que Libardo Vargas se ahorcó en un hotel de la 14 con 4 en La candelaria, y ese mismo día, a las 4:30 pasé por la 14 con 4 y el fotógrafo Daniel León me dijo: en ese hotel se queda Libardo cuando viene a Bogotá.

    Me acuerdo del día y la fecha en que leí El desierto de los tártaros: 1 de Julio de 1997.

    Me acuerdo del primer condón y de que lo desenrollé antes de ponérmelo y fue imposible volverlo a enrollar.

    Me acuerdo de sin preservativo ni pío.

    Me acuerdo de un tiempo en que había pan de 20 pesos.

    Me acuerdo de que en una entrevista Nabocov dijo: pienso como un genio, escribo como un autor distinguido, hablo como un niño.

    Me acuerdo de que en una entrevista Capote dijo: soy alcohólico, soy homosexual, soy un genio.

    Me acuerdo de que en una entrevista Faulkner dijo: el buen artista cree que nadie sabe lo bastante como para darle consejos.

    Me acuerdo de que primero tuve libros pero no anaquel.


    Georges Perec

    ResponderEliminar
  2. Capitán Zanahoria29 de julio de 2010, 20:17

    por el momento no me acuerdo de nada
    solo tengo recuerdos
    y la nostalgia es un defecto
    mañana edificaré mi patrimonio de los últimos "me acuerdo" de estos años que han pasado.

    ResponderEliminar
  3. Capitán Zanahoria30 de julio de 2010, 9:33

    Yo me acuerdo,
    Me acuerdo de la puerta de la avenida des Gobelins nº 60 Azul cerúleo oscuro, brillante.

    Me acuerdo el año en que llegué de Perú, yo tenía 18 años, no había nadie en casa, me enteré que mi madre estaba en la costa central, hacía dos meses que no la veía. Cuando me vio me dijo: te voy a presentar a la niña mas linda e inteligente que jamás hayas siquiera imaginado.

    Me acuerdo de una vez que estuve con Carmen en una tormenta en Punta de Tralca, no se podía acceder a la punta , las olas lo tapaban todo.

    Me acuerdo de la loca del paradero donde
    tomábamos el bus con Gabriel volviendo de la guardería. Vivíamos en Paris, hablábamos siempre un momento hasta que llegaba el bus, una tarde desapareció, no la vimos mas. Ella me había anunciado que se la querían llevar “esas personas”.

    Me acuerdo una noche en que me despertó una llamada telefónica, era Mi padre de Chile, sin siquiera preguntarle ni saludarle, empecé a decirle lo complicado que estaba todo aquí, la vida de hacinamiento que llevábamos en este pequeño departamento que ya no podíamos mas, y luego empecé a despertar. Hablaba dormido. Elocuente.

    Me acuerdo del beso que nos dimos con Carmen en el cerro Santa Lucía, cuando volvimos. El beso de amor más exquisito y extraordinario de todos los tiempos, se comprende: el beso mas importante y hermoso de la historia del beso.

    Me acuerdo de las conversaciones con Gabriel y su famoso pájaro dorado, un héroe imbatible.

    Me acuerdo de la voz de la dueña de la panadería de Gobelins

    Me acuerdo de mi amigo Francisco Araya

    ResponderEliminar
  4. Capitán Zanahoria30 de julio de 2010, 10:30

    Me acuerdo cuando tenía 15 años y en una fiesta bailaba un apretado con un niña mayor. Le pedí un beso y ella me lo negó, dándome un beso.

    Me acuerdo del verano del 74 , mi hermano mayor pololeaba con la niña que a mi tanto me gustaba. Al verano siguiente volvimos al mismo veraneo, mismo lugar, mismo escenario y ella, la ex de mi hermano me dijo: eras tu el que siempre me gustaste. Empezaba recién nuestra quincena en la playa.

    Me acuerdo de Puerto Oscuro 1977 y la cantidad de tonteras alucinadas que hicimos ese verano con el Chino y el Oveja, mis dos mejores amigos.

    Me acuerdo de un niña que me llamaba por teléfono, un día me dijo que estaba sola con una amiga y que porque no iba a verlas, yo inventé un cuento, entre que no quería y me daba vergüenza. Me mandó a la mierda olímpicamente.

    Me acuerdo la primera vez que le tomé la mano a una niña, no recuerdo su nombre.

    ResponderEliminar
  5. Capitán Zanahoria30 de julio de 2010, 16:24

    me acuerdo la primera vez que fuimos juntos con R a jugar badminton al club de providencia, me hice un feroz esguince que me tuvo fuera un mes

    me acuerdo de la época del club andino en Lastarria, cuando resbalé en una subida al abanico, 2880 metros de altitud, estábamos llegando a la cumbre, eran las ocho de la mañana. todo estaba nevado y congelado. me deslice alrededor de 15 metros, una roca paró en seco mi trayectoria, quedé mal y el compañero que estaba cerca mio se asustó y no quiso ayudarme, tuve que arreglármelas solo.

    ResponderEliminar
  6. Capitán Zanahoria30 de julio de 2010, 16:31

    Me acuerdo de M, yo tenía 16 años y caminábamos por su calle de las Hualtatas y en el parque de Américo Vespucio nos subimos a una piedra muy grande y oscura y ahí en la cumbre nos besamos

    ResponderEliminar

Compatir