27 julio, 2010

6 comentarios:

  1. Autorretrato

    Nº 1



    Esta es la historia de un pedazo de mi vida.

    ResponderEliminar
  2. En realidad esta es la historia que intenta rearmar mi vida. Contarla se trata de intentar descifrar cosas que me han pasado y que de un modo u otro estas revelaciones no hacen mas que constatar una profunda crisis existencial y afectiva. De esto intentaré hablar, pero no directamente, no se trata de un diario de vida, si no mas bien de una suerte de ideas y formas de relatos fragmentados y desordenados, anotaciones y frases que hubiera podido hacer en una pequeña libreta, o papelitos, a la manera de un Robert Walser, siguiendo un sendero sinuoso, a veces amable de luz y paisajes, otras veces en la oscura cueva de lo incierto y la desesperación.

    ResponderEliminar
  3. Capitán Zanahoria28 de julio de 2010, 8:35

    "La invención de la soledad", no se `porque esta mañana al despertarme me acordé de ese titulo, una de las novelas o relatos mas interesantes de Paul Auster. Es de sus primeros escritos y nos cuenta de un modo mucho mas refinado que otras de sus obras, de cierta condición del hombre contemporáneo: una figura inestable cambiante y que por asuntos del "azar" según la posición del autor, el personaje en cuestión puede caerse a un abismo, al vacío, o bien conocer a una chica y ser feliz, o bien, permanecer solo en su guarida de lobo estepario y crear un espacio nuevo, el de la literatura, etc.

    ResponderEliminar
  4. Continuidad con la historia del cuerpo. El autorretrato encierra un defecto grave y a la vez una virtud sanadora. De esto y mucho mas hablaremos mientras transcurra la historia de los 120 autorretratos que se publicaran a partir de hoy, en secuencias de a tres, con la intención de establecer de un modo figurado, pero no tan preciso, el transcurso del día: la mañana, la tarde, la noche.

    ResponderEliminar
  5. El autorretrato en nuestra era moderna y edad contemporánea tiene un repertorio tan variado como complejo es de descifrar. Nunca antes en la historia del arte, el artista se sumerge en una posición de choque contra las ideas absolutas. El artista construye y arma su obra desde una visión personal, dictada a través de los referentes de la realidad pero bajo el filtro flagrante de la personalidad, la traducción del mundo exterior contiene una información que se ha fundido con las problemáticas mas intimas y personales del ser. Vemos surgir la aparición del retrato sicológico, el hombre se ve seguro y vacilante al mismo tiempo. Tantas ideas sólidas que ahora se transforman y mutan en una angustia permanente. El artista que se autorretrata busca mas que la afirmación de un ego personal, una desesperada forma de querer decir: yo existo pero se que estoy solo que nada ni nadie me consolará en mi búsqueda, de una verdad interior, si acaso esta realmente existe. Hoy día sabemos y confirmamos que tal teoría se afirma con fuerza. El individuo está mas solo que nunca.

    ResponderEliminar
  6. Doctor Stanley Polarbip28 de julio de 2010, 14:34

    "La puesta en escena del artista que se hace un autorretrato adquiere hoy en día múltiples formas y maneras de hacer, de representarse. La mayoría de estas formas de representación transmiten y transpiran una suerte de anomalía mental, de carácter masturbatorio. "

    ResponderEliminar

Compatir