27 agosto, 2010

1 comentario:

  1. Autorretrato Nº 94

    Oyarzun no muestra una serie de autorretratos, lo que él hace es autorretratarse en serie, en repetición, (lo de él no es la melodía de una canción sino que su interés está en el sonido). La imagen nos muestra la categoría de visibilidad que tiene ella no de sensibilidad, la pulsión de crear refiere al acto serial de la pintura. El autorretrato es una clasificación en Oyarzun que intenta mostrar la desesperación patológica de una idea, la del artista a través de la repetición. Autorretatos en serie, es como los crímenes en serie, de ahí su intención de saldar cuentas con la vida que lleva. El autorretrato en Oyarzun obedece a un mundo que surge del interior hacia fuera y no al revés como es el lugar común. Oyarzun se está muriendo, se está acabando, se está consumiendo en su propio fuego de pasión y brutalidad. El autorretrato de Oyarzun es el anuncio del suicidio de la pintura y del artista como posibilidad de experiencia. El humor es negro y cáustico, corrosivo como no es posible más. La tragedia de un artista y su condición básica de una necesidad que viene de no sabemos que profundidades saturninas . Bienvenido sea por la pintura extrema en correlación a la vida misma.

    MGH

    ResponderEliminar

Compatir