11 agosto, 2010

9 comentarios:

  1. Autorretrato Nº 48


    Sabes A, me dijo C, toda la obra que has realizado durante toda tu vida, habla de ti mismo, en este sentido, todo tu trabajo es un autorretrato? es como un recorrido o un mapa donde uno puede ver todas las zonas de tu vida. Eso es, un mapa de tu historia, la cartografía afectiva de tus amores y de tu...se quedó pensando, si claro! de tu vida sexual.
    Y otra mas de C y su tacto y fineza: Sepa usted señor A, me dijo con fingida elegancia, no hay peor castigo o venganza que la indiferencia al otro, sobre todo si esta es real, es decir, cuando no hay resentimiento de por medio, solo premeditación, porque yo se muy bien que usted, señor A, recuerda todo.
    Recordar todo es imposible aseveré. De todos modos recuerdo muchas cosas. Pero mi ejercicio del autorretrato que estoy llevando a cabo aquí, es una operación deliberada en el enunciado: "YO ME ACUERDO" en referencia al autorretrato de Georges Perec, y no: "yo recuerdo" tal o tal cosa, no se trata de un ejercicio de la intuición sino que mas bien reflexivo.
    C me dijo, eres un fresco, enredas todo y no te haces cargo del comentario que te hice, te vas por las ramas, leso.
    Me encanta el tono y el timbre de voz que tiene C, es tan linda, ella es tan hermosa y cuando me dice leso es lo mejor.
    Las cosas pasan por algo, siempre pasan por algo, el azar vendría a ser una forma ya determinada por el encadenamiento de los sucesos en continuidad permanente. En alguna parte del tiempo y el espacio estos acontecimientos se traslapan o se cruzan y producen un accidente que llamamos azar. No recuerdo bien quien dijo esto pero lo que estoy tratando de decirte, me explicaba C concentradísima, es que lo que te ha sucedido a ti , lo que te está pasando ahora y sobre todo las historias que me has contado de tu relación anterior, tienen que ver con esto que te digo.
    Reproduzco mas o menos las cosas que me decía C la otra noche: Tu aventura de Budapest no es un engaño, es un síntoma de lo mal y perdido que estabas, desolado. Y no quiero ser injusta con tu ex, ella no solo no estaba contigo, tu estabas desolado en tu interior, como de alguna manera lo estás ahora. ¿Porque aparece F entonces, es el puro azar? Me interrogaba y comentaba C, yo estaba atónito. Su lectura de los hechos me sorprendía de un modo inesperado y proseguía diciendo, y eso no quita que yo este triste, es obvio, sobre todo ahora que me doy cuenta que te amo. Pero tu estas ahí en una situación de deriva. Mira A, cuando tu encuentres el equilibrio volverás a ser el de antes, esa persona que un día tu me hablaste que hizo vida y construyó una pareja y descubrió que el amor se cuida y todas esas cosas que nos dan sentido.

    ResponderEliminar
  2. Entre la indiferencia real y la deliberada o fingida hay una gran diferencia me dijo C
    anoche. Tu no eres rencoroso A, pero no sabes perdonar, eres bueno porque no acumulas resentimiento, pero tienes algo de vengativo y deliberado. Toda esta historia que construyes desde el autorretrato, habla también de la ausencia de una imagen. No es así A? Tomé apunte anoche para poder transcribir esto que dice C. Y terminé diciéndole, sabes C, te quiero.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que C está viendo bajo el agua, está hilando demasiado fino. No es así C?
    Es cierto que soy vengativo y puedo ser insoportable, por algo seré escorpión, quien me quema le clavaré mi aguijón, de eso no te quepa duda, y se muy bien que no hay peor cosa en el universo de las relaciones odiosas o terminadas, que las que demuestran indiferencia, cualquiera sabe que eso es terrible viniendo de alguien obviamente que tu aprecias o apreciaste algún día. Pero sabes C, no es así en este caso y para que me entiendas te contaré el caso de J. Es un buen ejemplo,es diferente en el plano afectivo, aquí se trata de una amistad perdida, pero sirve para esta discusión, ya verás.

    ResponderEliminar
  4. Capitán Zanahoria11 de agosto de 2010, 10:07

    F es la aparición luminosa y estrellada, es el acontecimiento inesperado, aquel que te desordena , en este caso el que termina por desordenar y revolucionar todo lo que aún quedaba en pie. Es, digo, la aparición insospechada: cuando uno menos lo espera, sucede, cuando uno realmente no está al acecho, ni siquiera mirando por descuido, nada. Yo estaba mirando a la nada. Y ella apareció.

    ResponderEliminar
  5. Capitán Zanahoria11 de agosto de 2010, 10:18

    me gusta una teoría de Vila-Matas que habla del vacío citando a otro escritor que no recuerdo su nombre: y en la nada, el vacío, y en el centro de ese vacío otro pequeño centro, el centro mis del último vacío, su núcleo y toda su energía que lo llena todo.
    Así estaba yo. Y ella, F aparece o nace de ese centro del centro mismo del vacío.
    Y como dice B a propósito de la posibilidad de una nueva experiencia en pintura: "y en ese reverbero de luz ínfimo nace toda una nueva posibilidad de experiencia, para la pintura y nos damos cuenta por fin que todo, absolutamente todo está de nuevo por hacerse."

    ResponderEliminar
  6. Definitivamente las cosas pasan por algo, el encadenamiento sucesivo de los acontecimientos. De pronto, cuando creíamos que todo estaba perdido, que todo era maldito y tu maldecías al mundo al planeta entero y a ella con toda su hipocresía... y el diablo se transformó en querubín y esa forma maldita que arrastrabas con tu mochila repleta de relatos inconclusos se encarna y transforma en algo diferente,en la aceptación de recorrer un camino, (un poco a la deriva del vacío), para que esto otro pudiera suscitarse sin buscar lo definido. Ahora todo está por hacerse, valga la redundancia.

    ResponderEliminar
  7. bunları siz mi yaptınız?
    hepsi çok güzel.

    Figen..
    http://figenabla.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Franz se va, tiene que irse, partir, me comenta C, pero Sophie no puede seguirlo, ella está comprometida con su novio, con su familia y con toda una historia de la dote que se entregaba en esa época. Y Sophie tiene las agallas de dejarlo todo al final y se va tras el camino, a la búsqueda de su amado Franz. Sophie apuesta no solo al amor, me dice C, Lo extraordinario de la figura que representa Shofie para ese tiempo,es que ella tiene una lucha interna consigo misma y logra finalmente zafarse de las ataduras de la convención, para sentir antes que nada que lo que ella quiere es realizarse en su vida junto a su amado, esa es la apuesta: un desafío mayor de amor pero sobre todo de sentido y lo que los une es la literatura, ea afinidad entre ellos que se transforma en una exquisita complicidad, en un amor profundo, dice C, ellos están unidos a fuego por la historia de la escritura y el sexo, es decir el único y verdadero amor posible.

    ResponderEliminar
  9. Dos cosas de C, su dulce inteligencia me sobrecoge y luego ese idealismo tan esencial de la juventud.
    En que momento es que uno cambia y ya no es mas esa persona.
    Por eso Franz es un viajero, el lo dice, para ver y mirar todo siempre desde la sensación de lo nuevo y al mismo tiempo huye, huye como una manera de no envejecer con sus ideales?
    Y solo el amor de Sophie logra detenerlo. Pero al darse cuenta de su imposibilidad, el se va desconsolado. En el fondo el no huye, solo parte.

    ResponderEliminar

Compatir