11 agosto, 2010

4 comentarios:

  1. Autorretrato Nº 46


    Los primeros autorretratos registrados en la historia del arte datan de la Edad Antigua. Se sabe que en el antiguo Egipto hubo un escultor llamado Bak que esculpió su propia imagen en una piedra, alrededor del año 1300 a. de N.E.¿Cuáles fueron los motivos de Bak para retratarse? Es difícil determinarlo, lo que sí sabemos es que hizo algo inusual porque sólo los dioses, los ricos y poderosos gozaban del privilegio de inmortalizar su imagen.

    ResponderEliminar
  2. También se tiene noticia de una leyenda que cuenta cómo el famoso escultor griego Fidias, autor de muchas de las esculturas del Partenón, fue encarcelado porque se atrevió a plasmar su retrato en el escudo de su escultura de la diosa Atenea ubicada en el famoso templo griego. La audacia y afrenta de Fidias radicó en que osó incluir su propia efigie (de un simple mortal) entre aquellas de los dioses.

    ResponderEliminar
  3. Durante la Edad Media hubo arquitectos de catedrales que “firmaron” sus obras con pequeños autorretratos esculpidos en sitios semi-escondidos de la arquitectura. Así puede apreciarse, por ejemplo, en las catedrales de Santiago de Compostela y de Praga. Para el Renacimiento, el reconocimiento al artista se elevó a alturas desconocidas hasta entonces y esto hizo común la práctica de autorretratos, en los cuales el artista se mostraba a sí mismo como creador y profesionista dotado de estatus social. Se considera que el primer autorretrato elaborado con esta conciencia es el de Jean Fouquet, de 1470.

    ResponderEliminar
  4. Después del Renacimiento, la práctica de autorretratarse se convirtió en uno de los temas predilectos de los artistas, que implicaba la exploración plástica de sí mismos desde varias perspectivas: fisonómica, psicológica, de identidad social y artística. Hasta la fecha, muchos artistas realizan sus autorretratos observándose al espejo; pero también hay quienes miran dentro de sí y prescinden de las formas de la realidad para mostrarse a sí mismos. También pueden buscar en el pasado, en su infancia o en otras épocas, imágenes que reflejen su interioridad y, en este sentido, están creando autorretratos. Los autorretratos muestran sólo lo que el artista quiere mostrar: algunos presentan una crónica de la historia de su vida o de una circunstancia precisa y hay otros que revelan sus visiones y preocupaciones más íntimas. Algunos autorretratos incluyen objetos personales del artista, sus herramientas de trabajo o personajes que consideran cercanos y parte de sí mismos.

    ResponderEliminar

Compatir