28 septiembre, 2010

16 comentarios:

  1. Retrato Nº 46

    Hervé era amigo de Mario. Mario es el padre de Carmen mi ex mujer. Hervé era una personalidad en el mundo de las leyes y la justicia en Francia. Su accionar: defender los casos perdidos en el campo de los supuestos delitos terroristas. Y supo hacer de su profesión un arte magistral de la defensa de los que no tenían nada, nada que perder.
    Para colmo de su historia Hervé murió en su ley, o en su contra ley: precisamente fue asesinado en un atentado terrorista el año 1996 en el metro de Paris.
    La paradoja no tiene limites en el espacio de la realidad?

    ResponderEliminar
  2. Todos los retratos que han aparecido hasta la fecha y que seguirán apareciendo, dos por día, durante un año y medio,( todo esto si el diablo me lo permite, puesto que le he vendido mi alma),
    tienen una particularidad en común, ninguno de ellos porta adorno u objeto alguno, es decir, anteojos, sombrero aros, etc. Salvo el maquillaje de muchas mujeres guapas y no tanto, todos los rostros están limpios de ornamentación objetual. Y porque digo esto?

    Por dos razones,

    ResponderEliminar
  3. En la velada de anoche vi a un señor que se parecía tanto a Hervé, me llamó la atención sobremanera. Y claro, Hervé era de nacionalidad belga y la ceremonia a la cual fui junto a mi hermano Gonzalo se trataba precisamente de una recepción que ofrecía el embajador Belga y su señora, precedido de un concierto de jazz,un cuarteto, también belga, "contemporáneo" que trató de deleitarnos por el espacio de una hora. Con Gonzalo concordamos que lo único bueno fue el tercer tema, el resto para el olvido. Nos salimos antes, necesitábamos conversar de muchas cosas.
    Sobre todo él, me contó una historia demasiado hermosa, demasiado.

    ResponderEliminar
  4. Al final crucé dos palabras con el que se parecía a Hervé, me lo presentó la mujer del embajador, que nos conocemos como apoderados de la alianza. En realidad fue ella que me envió una invitación, Gonzalo había recibido la suya por su parte. Todo esto para decir que yo no iba de acompañante de mi hermano ni colado de nadie y entonces él, Hervé, o su doble, me dijo: Alors, vous c'est artiste peintre, Donatienne ma raconté tout.

    ResponderEliminar
  5. Donatienne, que es, como ya dije, la señora del embajador, tiene un hijo de la misma edad que Benjamin, Achile, fueron compañeros el año pasado. Bueno, A ella le interesa el arte, y nos encontramos en Chaco el sabado, yo andaba con Roberto y le pregunté si había visto mi trabajo en AFA, me dijo que si, pero anoche me di cuenta que me había confundido con otro y yo me hice el ultra ofendido y ella se sintió muy mal. Esta tarde nos juntaremos de nuevo en Chaco, me dijo que para reparar el terrible error le gustaría mucho que le explicara mi trabajo. Y esto es ahora o nunca, porque la feria se acaba hoy.

    ResponderEliminar
  6. "Tengo un mal presentimiento
    algo malo va a pasar"

    esto me lo dijo la bruja hace rato

    anoche soñé con Hervé y se me aparecía la bruja y me decía: A, no te metas en las patas del caballo.
    Y de pronto veo a Ka en el sueño, a diferencia de sus comentarios, a veces críticos en el blog, pero que siempre me fascinan, aquí en el sueño me hacia la moral. Y Hervé hablaba de un modo extraño, no le entendía su francés, era el acento belga, era acaso el sueño donde uno nunca entiende otras lenguas o con dificultad?
    Ka me decía con insistencia, no vayas a la feria hoy... Desperté angustiado, me levanté al baño y luego ya no lograba conciliar el sueño, me puse a pensar ella, quien mas me podría desvelar, quien mas que L
    que enredo, vivo así constantemente, mis noches, acompañado o no, son siempre agitadas.
    Y como la extraño, es tan fuerte, es tan poderosa la sensación este último tiempo.
    en fin.

    ResponderEliminar
  7. y para los que no crean en fantasmas y a propósito de agitaciones nocturnas, si les contara como va mi historia con mi fantasma, no me lo creerían. Todo esto ya sobrepasó cualquier línea, cualquier limite. la frescura de mi fantasma ya me tiene sin cuidado. Debo hacer un retrato de él, perdón, de ella. Ahora ya me voy, es tarde, pero siempre es tarde y siempre me estoy yendo para alguna parte, inclusive cuando estoy trabajando concentrado, estoy en otra parte.

    ResponderEliminar
  8. las dos razones de porque me acordé de la ausencia de objetos en los retratos.
    1. Fue una decisión que era parte del proyecto inicial: la indumentaria ensuciaba la identidad del retratado, las diferencias de rostros debían lucir por sus propios atributos, y singularidades faciales

    ResponderEliminar
  9. y 2.
    esta razón me apena profundamente: fue la destrucción de una imagen de retrato que había realizado hace poco tiempo y que no es parte de esta obra. El personaje en cuestión aparecía en la imagen con unos enormes y gruesos anteojos. Se trataba del abuelo de L y era un regalo que yo tenía para ella, para su cumpleaños.
    Que tristeza mas infinita pensar en esto ahora.
    la destrucción de una pintura, es imperdonable, sobre todo si esta tenía tanto significado.
    eso da cuenta de algo:
    Como estaba yo en esos momentos, enloquecía...

    ResponderEliminar
  10. Pero justo al final supe controlarme y si bien es cierto que mientras lloraba destruyendo la imagen, había tomado la precaución de escanearla, del mismo modo que he escaneado todas estas imágenes para el blog. El punto es que sus anteojos contradicen la serie. pero esta imagen en términos virtuales y digitales, existe.

    ResponderEliminar
  11. La imagen pintada en un retrato nos muestra algo que una reproducción fotográfica de esta misma imagen es imposible que deje ver y captar la atención: su materialidad, su especificidad de texturación, su pigmentación matérica y por último su carácter único irreproducible.
    Cuando pienso en este acto, me acuerdo de una frase de Paul Ardenne hablando de los distintos tipos de artistas, entre los cuales menciona a los artistas "picturicidas" parafraseando un alcance a lo que podría ser un "homicida de la pintura.
    Así me sentí esa mañana, cuando destruí por primera vez en mi vida, una pintura que yo amaba

    ResponderEliminar
  12. ahora bien, un retrato pintado es único, y si bien es cierto que nada remplazará en veracidad y unicidad esa obra en particular, existe una posibilidad muy cierta y muy sensata y que apela al sentido común de la vida: y que es hacer esa pintura de nuevo, por la misma mano, del mismo artista y ocupando el mismo modelo.
    Es una posibilidad sensata, pero al mismo tiempo tan improbable como saber que el sol dejará de existir la próxima semana.
    o no?

    ResponderEliminar
  13. a veces sueño que escucho la puerta,
    alguien golpea despacito
    me levanto desorientado
    camino a tientas por el pasillo
    llego a la puerta y la abro
    y ahí está ella, L
    igual de hermosa
    igual de linda
    que en toda su vida
    y luego ya no está
    me despierto
    y los golpecitos
    ahí están, continúan
    no vienen de la puerta
    de la entrada
    vienen de la cocina
    ya se quien es
    mi fantasma
    que se entretiene
    abriendo y cerrando
    los cajones.

    ResponderEliminar
  14. daría cualquier cosa
    porque algún día
    esos golpecitos
    vinieran de ella
    de la puerta

    ResponderEliminar
  15. Voy a Chaco ahora. Eso fue lo otro breve que me dijo Hervé: voy a Chaco mañana. Irene me acaba de llamar para decirme que un Belga compró una obra mía y si acaso podía llevar un tubo para guardarla. Hervé, pensé yo, no había muerto en Paris hace ya tantos años. Debe ser el que se parece a él. Donatienne lo conoce, le preguntaré en un rato mas cuando la vea.
    Algo pasa, estoy inquieto. algo va a pasar, no sabría decir que, pero algo va a suceder.
    Lo siento venir.

    ResponderEliminar
  16. No sé si perderme en el laberinto de tus palabras o deslizarme en las rutas que deja tu pincel en los lienzos.
    Álvaro, los fantasmas susurran el pasado y mienten en el presente.
    Un abrazo.
    Alicia.

    ResponderEliminar

Compatir