02 septiembre, 2010

22 comentarios:

  1. Autorretrato Nº 114

    ayer estuve con R
    almorzamos en el Flaubert
    menú del día,
    pollo al limón,
    la elección de una
    ensalada o postre
    los dos elegimos la ensalada
    y una copa de tinto Merlot
    mas un café
    R me a regalado el libro
    que acaba de publicar
    compilando a otros autores
    mas un texto de él
    muy clave y decisivo
    para el estudio en general:
    Espacios de Tiempo
    (clínica de lo traumatológico
    y procesos de simbolización)
    el libro trae en la tapa una
    ilustración, es una pintura
    que hizo el Capitán Zanahoria
    en sus mejores tiempos
    bueno, con R hablamos bien
    como suele suceder
    conversamos un poco del libro
    de un posible viaje a Paris
    para noviembre
    y el proyecto de escribir
    una breve ficción, aprovechando
    el tiempo que seguramente
    le sobrará en la oscura
    y fría época en que va
    cuestión de no deprimirse
    me ha manifestado con
    voz en proceso de
    simbolización
    por mi parte le conté a R
    de mi mejoría y estabilidad
    emocional, claramente mas estable
    menos dislocada
    evité hablar de mis dos relaciones
    R me ha preguntado algo
    pero yo no he entrado en él
    tema y como la discreción de R
    es clínica, seguimos divagando
    en cosas generales
    le hablé de mi viaje
    a Colombía y de lo que estoy
    creando en estos momentos
    las pinturas con textos
    sobre poliéster
    le he contado de la bruja
    R me ha mirado con
    incredulidad, manifestando
    luego su humor acostumbrado
    pero cuando le dije que la bruja me
    había sentenciado
    dejo de sonreír
    y me dijo que la cortara
    con esas estupideces
    no se supone que estas mejor?
    ,y me vienes
    con esas leseras…
    luego le pregunte por su family
    todo bien, dentro de todo lo bien
    que se puede estar
    y que mas?
    pedimos la cuenta
    caminamos hasta el metro
    Tobalaba, de ahí nos separamos
    quedamos de juntarnos
    nuevamente en el Flaubert
    nos aburrimos del bullicio
    apestoso del Liguria
    así nos podemos imaginar
    que estamos en un restaurant
    en Paris, y precisamente
    cuando salíamos del Flaubert
    yo me quedé un instante
    afirmando la puerta
    para que una señora entrara
    y al pasar me dijo
    merci monsieur

    ResponderEliminar
  2. Anoche salimos
    a comer con P
    me pasó a buscar
    al depa
    tenía la música
    tan fuerte que
    apenas escuché
    sólo se escuchaba
    las suites de Bach
    quedó encantado
    con mi nueva morada
    conversamos un rato
    mientras le hacía
    la visita oficial de los espacios
    aproveché de devolverle
    todas las peliculas
    que hace tanto tiempo
    me prestó
    donde vamos?
    que te tinca comer?
    japones?
    salimos por Vitacura
    hacia arriba
    P tiene una camioneta
    nueva muy confortable
    llegamos al misaki
    oye P esta huevá es muy cara
    ah, me lo recomendó la Carmen
    olvidate, le dije, hay una picada
    que conozco mas arriba
    y llegamos padre Hurtado
    al Shiba, no, esto tampoco es
    donde mierda esta ese boliche
    que íbamos con L
    Jeronimo de Alderete
    me preguntó P
    esa es la calle
    ahora me acuerdo
    estaba repleto
    finalmente nos decidimos
    y nos fuimos al centro
    al japones de Merced
    pedimos una suculenta sopa
    que he olvidado su nombre
    pero que trae un huevo crudo al lado
    se parte, se pone en un posillo y
    ahí vas mezclando con todo el resto
    al principio la idea del huevo
    me pareció asquerosa
    pero resultó deliciosa
    hablamos
    hablamos de nuestras
    historias y experiencias amorosas
    le conté de mis enredos
    algo le había contado antes
    pero no tenía idea de
    la existencia de F
    le dije que la situación era compleja
    y con C todo está muy bien
    salvo que…
    le he manifestado a P
    mi necesidad de estar sólo
    un tiempo, de calmarme
    me siento tan bien
    en lo que estoy haciendo
    respecto de mi trabajo
    le hablé de mi hallazgo
    pictórico sobre el poliéster
    le conté de lo fascinado
    que me tiene el blog
    que se trata de una
    verdadera creación
    que todos los días
    avanza, como una historia
    en permanente desarrollo
    le conté de la bruja
    y sus predicciones
    las cuales lograron asustarme
    P me habló entonces de
    unos exámenes de sangre
    que debía hacerse
    porqué, pregunté
    rutina, el medico
    encuentra que tengo
    el colesterol muy alto
    en fin, nada grave
    y tu espalda como va?
    le pregunté
    de lo mejor
    el otro día para el montaje
    de Afa, tuve que subir
    varias planchas de trupán
    y no me pasó nada
    P también me contó de sus amoríos
    ahora anda sólo
    pero siempre se las ingenia
    para encontrar a una niña linda
    con tanta alumna que tiene
    por eso, le dije, a mi
    me gustaría tanto hacer clases
    nos reímos
    nos entendemos muy bien
    con P la conversación es fácil
    e inteligente
    quedé de pasar
    por su casa luego
    tiene así un lote de nuevas
    peliculas que prestarme

    ResponderEliminar
  3. antes de juntarme con P
    fui al badminton
    estuve mejor que
    la semana anterior
    mi preparación
    fue adecuada
    jugamos un par de dobles
    muy entretenidos
    donde ganamos
    los dos partidos
    con mi pareja
    luego tuve el coraje
    de jugar un partido de singles
    a cinco sets con el Nadal
    del circuito, potencia física pura
    y un remache de miedo
    al final terminó ganándome
    mi estrategia de viejo es
    intentar hacer los puntos
    los mas rápido posible
    los intercambios interminables
    me matan, todo es de una
    rapidez inaudita
    el me ganó el primer
    set, yo le gané el segundo
    hicimos una pausa
    había sentido ya
    un poco de calambres
    en el tercer set me he desconcentrado
    y me apabulló
    pero el cuarto me metí de nuevo
    y fue Nadal que se distrajo,
    exceso de confianza, le dicen
    y lo gané fácil, muy fácil
    así y todo yo ya estaba muerto
    el quinto set estuvo
    muy disputado
    y donde los punto no terminaban nunca
    eso me liquidó
    11 a 9 fue al final
    pero me sentía tan ´
    bien, orgulloso
    de mi proeza de haber
    llegado hasta
    el fin

    ResponderEliminar
  4. Blanco y negro


    Puesto a recordarlo, el pueblo de mi infancia era un extraño lugar. Seguramente son raros todos los pueblos de la infancia cuando uno se pone a recordarlos o cuando su antigua cartografía reaparece en los sueños de ahora.

    *

    En una calle de mi pueblo un hombre envuelve su brazo con una prenda de vestir, un chaleco o un vestón tal vez. Así esconde el arma blanca con la que se enfrenta otro hombre en una riña callejera. Con su mirada y su cuerpo agazapado, va y viene frente al cuerpo y al miedo de su rival.
    Acompaño a mi padre cuando veo esta escena. El me hace mirar para otra parte, pero me instruye al oído en los detalles de una escena repetida en la calle de mi pueblo. Comenta el gesto de envolver el brazo en una prenda de vestir, artificio con el que los hombres en duelo buscan cumplir con éxito el fin último de su batalla: dar la estocada en el cuerpo del otro para retroceder de inmediato con una gloria exhausta y pasajera.
    Mi padre me dice lo que sabré para siempre: que aquélla es una imagen feroz. Y que nunca olvidará cuando su padre le dijo lo mismo en una calle de la infancia de su pueblo, cuando dos hombres se enfrentaban en una pelea a cuchillo.
    El recuerdo de los cuerpos de estos hombres, enfrentados en una danza mortal, me hace recordar un cuadro terrible. Se llama El duelo a garrotazos , de Goya. Los cuerpos de los hombres en duelo parecen de niños, pero la inmensa imagen borra toda edad.
    Pienso en mi padre enfrentado en un duelo. La imagen del padre es la imagen del duelo del padre. Imagen infinita.
    Otra obra de Goya representa la imagen de un hombre dormido. Una breve sentencia está escrita en el borde de la mesa donde apoya su sueño. Dice:
    el sueño de la razón produce monstruos.

    Roberto Aceituno

    ResponderEliminar
  5. Te esperé
    pero no llegaste
    como siempre
    ausente
    indecisa
    pero no te creas
    ni por un momento
    me he desvelado
    por ti
    te esperé
    pero no llegaste
    siempre igual
    dices una cosa
    haces otra
    piensas una cosa
    luego te desdices
    eres de una manera
    luego de otra
    te esperé
    pero no llegaste
    me dijiste
    que vendrías
    pero no lo hiciste
    puede ser que otro día
    me digas que ya
    no me quieras ver
    y de pronto me llames
    el otro día me llamaste
    ya no recuerdo
    muy bien porque lo hiciste
    seguramente como eres tu
    por nada
    simplemente me llamaste
    para saber nada
    siempre igual
    incapaz de hacer
    solo de ser

    pero de ser
    nada

    ResponderEliminar
  6. He comenzado la labor tediosa de escanear los retratos.
    Se trata de una trabajo que hice durante el transcurso del año 2000, miren que linda fecha, yo vivía en Lota casi al llegar a Holanda.
    La obra se titula:
    "Tres años y un día"
    o 1096 imágenes de retrato

    ResponderEliminar
  7. en el folleto que se publicó para la exposición de este trabajo de los retratos, dibujé a un personaje descansando en un banco, como esos en que uno acostumbra a tomar sol, de hecho, el personaje está en traje de baño, en realidad soy yo, bueno, debajo de esta imagen, hay un texto de Marcel Broodthaers que dice:
    "He optado por considerar el arte como un trabajo inútil"

    ResponderEliminar
  8. A veces trato de imaginar como estarás y siempre que lo hago,(no son muchas las veces, no te creas tanto), te veo bien, te veo contenta, feliz, te puedo imaginar que estás ya con alguien, o has estado con varios, lo puedo imaginar. Pero te veo más bien saliendo con alguien, buscando un "equilibrio", empezando a amar de nuevo. Y te veo en tu cotidianidad también, un poco en todo, te conozco tan bien, tu eterna manera de no estar nunca satisfecha e inventándote algo para darle un sentido a tu pequeña vida.
    Y te veo haciendo mil cosas inútiles y también descansando. Así te veo y te imagino, lo de siempre para ti: una eterna búsqueda de la nada, sin sentido, solo el día a día.
    Y así y todo te veo feliz,
    felizmente perdida.

    ResponderEliminar
  9. con el pasar del tiempo
    me he ido sintiendo
    mejor,es indudable
    no puedo decir que
    he buscado estar tranquilo
    para nada, pero atisbo
    una luz en el horizonte
    difuso de mi mente
    que me dice que
    ha llegado el momento
    de calmarme
    de estar sólo
    de hacer lo que debo hacer
    y nada mas

    ResponderEliminar
  10. cuando me abras la puerta
    no te daré tiempo de nada
    me abalanzaré hacia ti
    te abrazaré
    y te diré al oído
    eso que quieres escuchar
    luego te besaré
    y antes de
    cumplir
    nuestro secreto
    posiblemente
    vuelva a
    tomar tu
    guitarra y darte
    una canción

    ResponderEliminar
  11. Ka,
    dicen que la nostalgia es un defecto, no se, en todo caso los autorretratos marcan el fin de una etapa de repetición y ahora viene la bienvenida diversidad del individuo, de lejos, ya verás, es mas entretenida
    la historia del retrato tiene mas sentido comunitario y afectivo personal hacia el otro.

    ResponderEliminar
  12. Así es que descubro tu verdadero nombre Ka, interesante. Viste, que vamos hacer ahora?
    y después me tomarás esas fotos, lo que significa que tendremos que encontrarnos y luego yo te daré un dibujo, puedes elegir en mi blog cual te gusta mas y si está a la disposición de ser ofrecido y después... mejor no sigamos. pienso que lo mejor será seguir así, sin conocernos. debiera ser sólo a través de la escritura. Me acaban de cancelar el cuento de las fotos, parece que van a utilizar unas que ya tenían.
    pero lo bueno de todo esto, es que al menos ahora se tu verdadero nombre. Y no te preocupes, para mi seguirás siendo Ka, la niña linda que se esconde detrás de un lente de una cámara fotográfica que intenta decir la verdad.

    ResponderEliminar
  13. Oigo la algarabía de niños en un convoy de automóviles que hacen sonar sus bocinas por las calles de mi pueblo. Hay carteles, globos y pequeñas banderas. La caravana avanza por el centro de mi pueblo y se dirige más allá, hacia la zona pre-cordillerana donde los niños irán a pasar un día feliz.
    Es El paseo de los huerfanitos, evento organizado por alguna institución de beneficencia al que se pliegan con su buena obra anual los taxistas de mi pueblo. Todos los años la escena se repite y la gente comenta cada vez el paso de este cargamento infantil, riéndose con la boca muy abierta y exclamando:
    ¡es el paseo de los huerfanitos!

    Roberto Aceituno

    ResponderEliminar
  14. Algo ha sucedido
    mi corazonada se confirma
    todo esto es muy malo
    tenía la esperanza
    ínfima y
    esperaba
    que no
    pero no


    pero no

    ResponderEliminar
  15. viste, estamos conectados,
    acabo de entrar y veo tu último mensaje, no te preocupes de nada, todo va a estar bien ya verás
    nada puede ser tan malo, sabes
    tq

    ResponderEliminar
  16. Sinto meus olhos ardendo
    Sinto meu corpo cedendo
    Buscando o êxtase
    Sentindo o clímax
    Que teu corpo me traz
    Vou além
    Te busco como ninguém
    Em um desejo desenfreado
    Querendo teu corpo suado
    Sobre mim
    E eu não querendo
    Que tenha fim

    Vandicléa Santos

    ResponderEliminar
  17. es un poema robado a una de tus seguidoras, me pareció muy lindo

    a mi también me da penita el fin de la serie de los autorretratos
    ya vendrán tiempos de retratos

    ResponderEliminar
  18. lo importante es saber mirar hacia el futuro, sin olvidar el pasado que en algún momento te dio una lección de vida


    "En el transcurso de la melancolía y otras desdichas.

    Por fin habían llegado a ese espacio abierto tan anhelado desde hace tanto tiempo: una planicie alta, una plataforma llena de verde y salpicada de diversos matices de amarillos y anaranjados cadmios y rojo bermellón , resplandeciente de una luz otoñal de comienzos de mayo. Todo parecía tan perfecto y único, el esfuerzo realizado daba sus frutos. Ahora sólo bastaba caminar tranquilamente por aquel espacio amplio que seguía y se abría ante ellos como una promesa de amor y felicidad, consolidando su aventura, su romance. Justo en ese momento a ella se le ocurrió acercarse a un lado de la planicie para ver el abismo desde donde habían llegado, él la acompañó tratando de persuadirla de no desviarse tanto, miraron un instante hacia abajo el despeñadero vertiginoso, daba un poco de susto. Entonces él percibe algo extraño pero se siente confiado y feliz, ella se ha retirado un poco hacia atrás, él sigue mirando el vacío y antes de darse cuenta, ella está detrás suyo y ya le a dado el empujón violento que lo hace caer."

    ResponderEliminar
  19. Gracias C por tus hermosas palabras, que mas decir, que cuando te abra la puerta hagas lo que dijiste, nos vemos.

    ResponderEliminar
  20. la sopa, claro! como olvidar ese huevo crudo
    medio podrido.

    ResponderEliminar
  21. magnificent, really cool. a very good post!

    ResponderEliminar

Compatir