17 septiembre, 2010

8 comentarios:

  1. Arturo Godoy es un buen amigo, aunque hay que decirlo, no me llama nunca, soy yo quien lo anda buscando siempre. El está lo bastante ocupado con sus estrenos y producciones de películas como para andar escuchando a un imbécil que llora por una mina.

    ResponderEliminar
  2. That guy looks scary. But nice painting.

    ResponderEliminar
  3. Expressar-se, seja escrevendo, pintando ou cantando, é uma necessidade primária do ser humano. Algumas pessoas manifestam-se de forma tão marcante e bela que transformam sua necessidade em arte. No meu modo de ver, vc faz isso. Gostei imensamente dessa série de rostos por sua força, pelas expressões, pelas cores escolhidas, pelo olhar de cada um. Os textos, já que são ficções baseadas em realidade, completam agradavelmente as obras.
    Parabéns.
    Original e bom de ver.
    Beijos.
    Seguindo...

    PS.: quando for a meu blog, e espero que volte breve, deixe um comentário, sim? Vou adorar.

    ResponderEliminar
  4. Son las partículas elementales las que me hacen sufrir, a todo el resto he sabido adaptarme, me dijo Arturo Godoy.

    ResponderEliminar
  5. Lua, no he podido dejar un comentario en tu pagina, no se porque pero es rechazado, lo siento tanto.

    ResponderEliminar
  6. Creéme imbéciles hay muchos, pero los que son capaces de llorar por una "mina", serán cualquier cosa menos eso...

    ResponderEliminar
  7. Yo conozco una historia potente de un artista visual idiota,( el se hacia llamar así), que se enamoró perdidamente de una mina, perdió la cabeza por ella. El acéfalo del amor le decían. Lo dejo todo por ella y lo dejaron a él, enloqueció de amor.
    El otro día cuando fui a la costa central, lo divisé vagando a la deriva por la auto-ruta.

    ResponderEliminar
  8. Pues entiendo tu punto pero yo insisto... lo de acéfalo fue porque el corazón le robó su lugar a la cabeza más para mí no es un idiota, un loco sí, de esos legendarios que pierden la ruta por amor, tan pocos y tan ilustres, como tu Alfonsina, como Romeo, como Penélope... Faros molestos para el ejército de cobardes oscuros que no tenemos valor para entregarnos a nadie.

    ResponderEliminar

Compatir